• mercadeo340

¿Sabes cuáles son las diferencias entre optómetra y oftalmólogo?


Revisión de oftalmología

Cuando sentimos molestias en nuestros ojos, recurrimos a un especialista en el cuidado de la visión, depositando toda la confianza en este, esperando que brinde un diagnóstico y los tratamientos que ayudarán a garantizar nuestro bienestar. Sin embargo, es posible que en ocasiones no sepamos qué especialista debemos visitar, por eso, queremos contarte las diferencias entre optómetra y oftalmólogo.

Seguramente en ocasiones te has llegado hacer la pregunta, ¿a quién debo recurrir si tengo molestias en los ojos?, ¿optómetra u oftalmólogo? Aunque usualmente ambos trabajan en conjunto, cada profesional desempeña distintas funciones y, por lo tanto, su formación es también diferente.


¿Qué hace un oftalmólogo?

El oftalmólogo es un médico especialista en la salud visual. Debido a su formación médica de base y especialidad, tiene la capacidad realizar el diagnóstico y tratamiento de enfermedades oculares, además puede evaluar enfermedades sistémicas y su posible repercusión en la salud visual. Puede realizar cirugías oculares, prescribir gafas, lentes de contacto o recetar medicamentos con el fin de corregir los problemas oculares.

Además, los oftalmólogos pueden especializarse en áreas más específicas de la salud visual como: córnea, glaucoma, catarata, plástica ocular, oftalmopediatría, neuroftalmología o retina.

¿Qué hace un optómetra?

El optómetra es un profesional de la salud visual; no es médico y se gradúan en óptica y optometría; por tal motivo no realiza cirugías oculares ni puede recetar medicamentos de dominio médico-oftalmológico. Su función principal es la prevención, detección y solución de problemas visuales. Puede realizar tratamientos mediante la prescripción de lentes, anteojos o terapias de ortóptica (terapia visual).


Los optómetras pueden especializarse en: ortóptica, contactología (lentes de contacto) o baja visión.

¿Cómo sé a cuál debo consultar?

Saber a cuál profesional acudir depende mucho de la necesidad de cada paciente. En caso de sentir molestias como: dolor ocular, prurito, ojo rojo, secreción, pérdida de visión, visión doble o algún indicio de enfermedad ocular como: cataratas, glaucoma, degeneración ocular o desprendimiento de retina, debes consultar con un oftalmólogo.

Por otro lado, se visita al optómetra cuando se desea manejar defectos de refracción (hipermetropía, miopía, astigmatismo y/o presbicia) con lentes de contacto o gafas, si requiere de terapia visual y ejercicios oculares o tratamiento de problemas de baja visión.

Actualmente, es muy usual que el optómetra y el oftalmólogo trabajen en conjunto, se apoyan en su labor diaria, haciendo un gran equipo, donde cada uno cumple un papel esencial dentro del proceso, creando una relación en la cual el paciente es quien sale beneficiado.

Si deseas tener una cita de revisión con nuestros especialistas, ingresa aquí.


9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo